Hoy quiero abrirte mi corazón.

Cuando empiezo a escribir un nuevo artículo me doy cuenta de que quiero escribir lo que creo que tú quieres leer y esto me lleva a querer cumplir, por decirlo así, a poner las cosas como más ortodoxas para que se entienda de que estoy hablando.

Si me has leído o me acabas de conocer, te cuento que de lo que hablo habitualmente es de Feng Shui, de la armonía, del equilibrio, del bienestar, del diseño, de la decoración, todos estos temas que están más que escritos, más que releídos, en Internet con poner una de estas palabras puedes encontrar cientos de historias que te cuenten cómo funciona.

 

Pero yo quiero iniciar ya desde aquí, algo diferente, entrar más de lleno a esa parte humana, honesta, abierta, que todos llevamos dentro.

Lo que te cuente te sonará a nuevo, o puede que ya lo hayas escuchado antes.

Enero es el mes de hablar de la Abundancia, de la Prosperidad, de los cambios de costumbres, y de dejar malos hábitos.

Así nos ponemos en marcha, todos en bloque con toda la energía, para conseguir esos objetivos “deseados”.

Como si tuviéramos, una lámpara maravillosa y mágica, creamos una visión de lo que será el año que entra.

Algo me ha ocurrido. He tenido como una transformación espontanea que me ha Reseteado de plano. Cómo si lo que me apasionaba el día 31, hubiera dejado de hacerlo el día 1.

Y me pongo a pensar, deliberar conmigo misma. Y en vista de que no acabo de ver lo que me ocurre, echo mano de personas de mi cercanía que puedan ayudarme. Afortunadamente grandes seres, algunas de ellas colegas, y grandes profesionales. Todo coincide en algo que tu y yo sabemos, pero que si no te lo dice alguien desde fuera, no lo ves aunque te muerda.

Tras esa quedada en blanco, lo que me resta es caminar hacia mi objetivo principal. Definirme y decidirme. Elegir donde quiero poner el “ojo” y poner la satén a calentar.

En esta guisa me encuentro, y desde aquí voy fluyendo cada día, viviendo las experiencias que me quiera regalar.

Esos altibajos tan comunes, en personas como nosotras, que hacen que se tambalee el mundo bajo nuestros pies. Y de pronto todo para, se equilibra. Las fuerzas, las que nos suben a lo más alto, y las que nos aplastan contra el suelo, se alinean. Tomamos lo necesario de cada lugar, y creamos una realidad fluida, ligera, y exquisitamente deliciosa.

En este primer compartir del año, también quiero agradecer a todas las personas que hicieron posible que mi año anterior fuese tan mágico. Hubieron encuentros, viajes, convivencias, comidas, salidas. A todas vosotras os mando mis mejores deseos. Para que iniciéis, vuestra andadura con decisión, apertura y mucho amor.

A ti, que has colaborado conmigo de un modo tan generoso y tan incondicional, te digo que sigo contando contigo. A las personas que en estos días me habéis acompañado de un modo diferente, confluyendo en círculos mágicos, creados a partir del amor incondicional, enteramente agradecida, y deseando seguir andando por las mismas sendas.

Lo que tengo claro es que la vida intuitivamente te acerca hacia lo que necesitas en cada momento, por eso inicio hoy este camino, de edición de escritos del alma, en los que compartir Feng Shui, de un modo natural y espontaneo, acercando posturas con escuelas, pensamientos y tendencias, trasladando mi voz a iVoox.

Me llegó el Feng Shui, hace cerca de 20 años, considero que es una herramienta viva, en movimiento continuo, en evolución. En este momento de mi vida siento que hay más movida que nunca. Se me presenta un año viajero. Entonces me muestro Agradecida y Encantada,  con las maletas preparadas.

Lo que he compartido hoy en parte personal y en parte un poco de guía de lo que va a ser mi Escritura de ahora en adelante, si eres muy técnica, al principio te va a costar un poco masticarme.  Cierto que si sigues en este tramo  de mi vida es porque algo ya nos ha unido, así que espero y deseo que te encante esta nueva opción. Gracias hermosa persona.

×
Escribe Ahora