¿Te ha pasado alguna vez que la vida te ha dado mil vueltas, tanto como para parecer otra persona? Y de pronto las aguas vuelven a su cauce.

Y hablando de AGUA. Nos habíamos quedado con el tema pendiente de los CINCO ELEMENTOS. Vamos a aclarar, que cuando hablamos de Feng Shui. Hay un elemento que no nos coincide con los que habitualmente más se conocen. Así que atención al texto, descubre cual es.

AGUA. Que delicia de elemento. Es tan bondadosa y nutritiva. Y nos hace tanto bien. Aunque he de decirte, que en ocasiones desearíamos tener menos agua. En una parte holística, el agua identifica nuestras emociones, y estas se alteran o calman, al igual que el cauce de un río en función al lugar por donde transcurre. Encuentras obstáculos de diferente índole: piedras, troncos, cascadas, recodos. Pero como seres humanos, venimos previstos de mil y una triquiñuelas, para salir del paso. Es importante que tomes nota, de cómo te encuentras en cada momento, si tu porcentaje de agua es el adecuado.

Cómo se representa el Agua en nuestro entorno. ¿Tienes a mano el artículo anterior? Si, el de los colores. Solamente para llevarnos al contexto. Los colores del agua son negro, azul oscuro. Y esto nos lleva a la introspección, al silencio, a la paz.

Los baños de tu espacio son totalmente agua. Y creo entender el por qué muchos de nosotros pasamos las horas muertas en estos lugares de higiene. Estamos en nuestro hábitat. Bromas aparte, o no tan bromas, tengo que decir, que esto hay que subsanarlo. Debemos lograr el equilibrio y la armonía en todo lugar, por eso es importante incluir los demás elementos, con accesorios, decoración, etc. ¿Qué le pondrías mayoritariamente al agua para calmar su exceso?

TIERRA.  Me encanta compensar el agua con tierra, es tan básico y tan efectivo, como nuestro planeta, son los dos Elementos por Excelencia. La tierra es marrón, terracota, naranjas. Y es asentamiento, sostén, equilibrio. Es la parte sensata del juego y de la vida. Cómo cuando en una discusión, alguien crea la paz. Rodéate de objetos que te inspiren solidez, firmes, cuadrados, robustos. Y deja crecer la vida, siguiendo la magia de la evolución. Con, …

MADERA. Así es, la vida crece. Porque el símbolo de madera más evidente son los árboles y las plantas. Con vida propia, y con los sentidos siempre a flor. Estos seres, se mecen con el viento, con el agua, y recogen la calidez del sol. Y en tu entorno, se presentan con verdes, naturalmente, …con plantas y flores. Cuida y protege del …

FUEGO. Esa energía purificadora, que nos lleva de una etapa a la otra, que hace vibrar los entresijos del transcurrir…Rojos, calderas, … El brío de cuatro palabras dichas a destiempo. Cuídate y gestiona este elemento.

METAL. Grises, blancos. Frialdad podría decirse. Sin embargo, en un entorno, donde la naturaleza prodiga su generosidad, el blanco encalado reluce bajo el Sol, y hace brillar hasta los pensamientos.

Goza con plenitud…

Publicado en:   Aarti. Guia Sana de Ibiza. 

© 2017 Todos los derechos Reservados.